martes, 20 de mayo de 2014

Una de cal y otra de arena: Olay vs Oriflame

¡¡Hola de nuevo!!

Como veis eso del "martes ni te cases ni te embarques" no lo respeto mucho y he cogido la rutina de escribiros los martes. Me parece, la verdad, un día interesante porque no se piensa mucho en él. Todo el mundo tiene una palabra para los lunes o los viernes y, ni qué decir tiene los del fin de semana, pero los días de entre semana, los pobres, están un poco abandonadillos. Así que aquí está "A Ponernos Guapas" para dar un poco de vidilla a esos días más insulsos.

Hoy, como podéis leer en el título os quiero dar una de cal y otra de arena. ¡No todo iba a ser bueno! En este caso hablaré de dos marcas diferentes pero habrá posts en los que analice dos productos análogos de una sola marca porque está claro que hay productos que funcionan y otros que no, y no a todo el mundo le van igual.

En este caso os contaré mi experiencia con dos cremas de día antiarrugas. 

Como sabéis tengo la piel grasa, con tendencia a acné y bastante sensible. Había probado unas cuantas cremas pero no encontraba una que se adaptara a mí y con todas acababa como las temidas espinillas. Así que seguía utilizando la recomendada por la dermatóloga: una hidratante, seborreguladora y matificante y, por supuesto, no comedogénica (que no produce comedones -espinillas y puntos negros-) llamada Acnilaude M (De Cumlaude Lab). 

Pero claro, llega una edad...superamos la barrera de los 35... y empiezas a pensar en cuidarte un poquito antes de que sea demasiado tarde. Empiezas a escudriñar cada milímetro de la piel, a analizar si han salido las famosas patas de gallo o si el maquillaje te delata y deja ver arrugas que antes no estaban. Llegados a este punto, influenciada por la publicidad porque la marca era nueva para mí, se me ocurrió comprar la famosa Olay 7 effects que no estaba nada mal de precio.

Y allá me fui yo toda contenta con mi nueva adquisición.

Aprovechando la Navidad y por aquello de empezar el año "con una nueva cara" empecé a utilizar el producto. Desde la primera aplicación noté como se tensaba la piel y ¡las pequeñas arrugas de expresión se minimizaban! pero... cuál fue mi sorpresa cuando a la semana de utilizarla la sensación cambió totalmente. Comencé a sentir que la piel del pómulo estaba más caliente, tirante y roja. Además me dolía y escocía al mismo tiempo. En definitiva, de inmediato dejé de utilizarla y volví a mi conocida Acnilaude M.

Pasaron los meses y conocí la marca Oriflame. Al hacer el primer pedido y por superar los 90 € VP, me regalaron la Ecollagen de día con factor de protección SPF 15 que es definida como: "Una nueva generación en el cuidado antiarrugas. Fórmula anti-edad regenerante con extracto de Células Madre Vegetales que potencian la producción de colágeno, rellenan las arrugas desde el interior y luchan contra su aparición. Textura ultra-confort de rápida absorción. Sin parabenos. 50  ml". 

La crema está indicada para todo tipo de pieles a partir de los 35 años. Sinceramente, que fuera indicada para todo tipo de  pieles me hacía pensar en las dichosas espinillas pero, evidentemente, quien no arriesga no gana así  que me decidí a probarla. 

La textura es más densa que la de Olay aunque nada grasa. Se absorbe enseguida y la piel no queda pegajosa ni brillante aunque sí con una sensación de hidratación y bienestar. 

En cuanto a las arrugas de expresión, éstas han disminuido. Yo lo aprecio sobre todo en el entrecejo y el surco nasogeniano (son las consecuencias de que a una le guste reír y le moleste el sol ;)

Y no, ¡no me han salido granos ni me ha dado alergia de ningún tipo y llevo casi un mes utilizándola!

Os dejo un enlace sobre cómo aplicar los productos Ecollagen:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...